1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Feliz Navidad y felices fiestas

Íbamos a empezar diciendo “que un año más…”, pero la realidad es que nuestro Blog tiene una vida más corta, así que seguramente será más exacto hablar del placer que para nosotros es poder felicitar nuestras primeras Navidades, a lectores, amigos y clientes que nos consta se pasan por aquí de vez en cuando, ¡¡ Feliz Navidad y felices fiestas a todos !! Además hoy es el día de la lotería y lo mismo más de uno tiene doble motivo de celebración, pues adelante a celebrarlo.

Desde I+D Control Feliz Navidad

Es la Navidad la época del año en que se concentran más sentimientos a nuestro alrededor, tiempo de reencuentros, celebraciones, reuniones familiares, regalos, besos, en definitiva de felicidad, sin duda el tiempo de los niños por descontado. La Navidad se conforma como un periodo de “tregua” en los ajetreos cotidianos, en las oficinas parece como si el ambiente eliminase la tensión habitual y fuese mucho más sencillo sonreír e incluso reír, todo parece más fácil y sencillo en estas fiestas, excepto claro está la organización de las cenas y comidas familiares, que se nos van de las manos.

Es ese concepto de tregua de la Navidad, el que nos recuerda la historia de la primera tregua de Navidad en una guerra, fue en la Primera Guerra Mundial, en el frente Occidental soldados alemanes y británicos de forma espontanea protagonizaron el primer alto el fuego que conocemos como la tregua de Navidad, esta historia, como toda historia que se precie mezcla la realidad con algunos datos que son algo difíciles de comprobar, es la costumbre muy humana de novelar todos los acontecimientos históricos.

Las tropas alemanas el día 24 de diciembre de 1914 empezaron a decorar las trincheras, la primera guerra mundial es seguramente la última gran guerra de trincheras, a la decoración le siguió la tradición de cantar villancicos, los británicos al otro lado en sus trincheras respondieron con villancicos en Inglés, a pesar del intento de los mandos de frenar aquella explosión de sentimientos, se sucedieron saludos y felicitaciones entre las dos líneas de trincheras, y lo más espectacular fue que entre las dos líneas de trincheras, la llamada tierra de nadie empezaron a encontrarse soldados de ambos frentes, abrazos, apretones de manos e intercambios de regalos, en medio de ese ambiente “fraternal” en un campo de batalla, la humanidad triunfo, se enterraron a los caídos de ambos bandos cuyos cuerpos descansaban en esa zona de tierra de nadie, y después de ese entierro colectivo ambos bandos leyeron un fragmento de la biblia, dicen que del Salmo 23, aquel que empieza “El Señor es mi pastor, nada me falta…”

Esa Tregua de Navidad, no pactada por los mandos de ambos bandos, se volvió a repetir en menor medida los dos años siguientes, e incluso en otros frentes, el papa Benedicto XV, aquel año de 1914 había pedido a los gobiernos de las partes en conflicto una tregua en esa Navidad, no se atendió su petición. Pero el canto de unos villancicos desde una trinchera desató los sentimientos de todos los soldados, esa es la verdadera fuerza de este tiempo que llamamos Navidad, algo que en principio no se puede ver ni tocar, pero que es capaz de sacar lo mejor de todos nosotros. La lástima es que no sabemos como usar esa magia de la Navidad el resto del año, quizás en alguna parte alguien este haciendo un estudio sobre este tema y algún día sepamos usar el espíritu de la Navidad en cualquier mes del año.

Mientras llega o no, ese momento nosotros desde I+D Control os volvemos a felicitar estas fiestas, y desearos que el espíritu Navideño no os abandone nunca, y si puede ser que a nosotros tampoco.

Si te ha parecido interesante.. ¿ Nos ayudas a moverlo por la red ?
Compártelo con los botones de arriba y danos "estrellitas" con los de aquí abajo :
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *