1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Garrapatas y fiebre hemorrágica

La actualidad nos hace hablar de las garrapatas y la fiebre hemorrágica. Las garrapatas son unos ácaros presentes sobre todo en medio rural. Es muy extraño que lleguen a “molestar” en las ciudades. Pero el primer caso mortal de infección de fiebre hemorrágica por picadura de garrapata, las ha puesto en el top ten de preocupaciones. Hoy vamos a hablar de las garrapatas. Pero sobre todo de la fiebre hemorrágica y de cómo saber si te ha picado una garrapata.

Control de Plagas

Ya hemos comentado en más de una ocasión, que en un mundo globalizado las epidemias tienen multitud de vías para extenderse fuera del foco local. Volvemos a recordar que hay que seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias.

En este tipo de escenario las empresas de control de plagas somos aliados imprescindibles. Nuestro sector realiza una labor de control de los vectores responsables de la difusión de epidemias.

I+D CONTROL, es una Empresa Registrada con el Nº 90-CM-S en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Plaguicidas, somos también Miembro de ANECPLA, la asociación de empresas de control de Plagas en España, somos una empresa que da garantía de un servicio de calidad y homologado.

Puedes contactar con nosotros desde nuestra sección o en la página de contacto general, o si te es más rápido o sencillo en los siguientes números de teléfono: 91 637 00 83 o en el 91 637 02 66

Garrapatas y fiebre hemorrágica - Blog de I+D Control de Plagas

Las garrapatas

Como ya hemos dicho las garrapatas son ácaros. Más en concreto una superfamilia de éstos, los ixodoideos. Son unos parásitos que se alimentan de sangre. Suelen ser vectores de enfermedades infecciosas. Por ejemplo el Tifus o la enfermedad de Lyme. Esta última enfermedad es la de más usual contagio en Europa. Una curiosidad sobre las garrapatas, son los ácaros más grandes que existen.

Garrapatas y fiebre hemorrágica - Blog I+D Control de Plagas

Dónde vive la garrapata

Lo habitual es que las garrapatas vivan en hierba alta. Esperan en el extremo de la hierba para al paso de un animal subirse a éste. La garrapata no salta a su huésped, solo puede pasar por contacto directo. Es decir que el animal roce la hierba donde se encuentra ella. Eligen al animal que más le convenga, pudiendo esperar hasta semanas para elegir al más conveniente.

Instalándose en el huésped

Al elegir al huésped, trepan por él hasta encontrar el sitio donde quedarse. Con sus queliceros perforan la piel. En ese momento empiezan a succionar la sangre. El cuerpo de la garrapata empieza a hincharse por el consumo de sangre. En ese momento produce una secreción que a modo de pegamento le une al huésped.

Garrapatas y fiebre hemorrágica - I+D Control de Plagas

Cómo saber si te ha picado una garrapata

Después de leer el apartado anterior, parece claro cómo vamos a identificar la picadura de la garrapata. Es sencillo una vez te pica, se queda pegado a la piel. Por lo tanto veremos al animal en el lugar de la picadura. Para quitar la garrapata de la piel, veréis miles de trucos caseros. Nosotros os recomendamos acudir a un médico, para que identifique claramente que es una garrapata y la elimine correctamente. Hay que tener en cuenta que sacarla con una técnica inadecuada puede dejar la cabeza dentro de la piel. O incluso verter el contenido de su aparato digestivo en la herida, lo que potencia la posibilidad de infecciones. Por lo general se saca con unas pinzas planas, sin dientes, tirando en perpendicular a la piel y con tiento.

La fiebre hemorrágica de Crimea Congo

Esta enfermedad es viral, y como casi todos los virus conocidos tiene distintas familias. En España se ha conocido por las infecciones de los últimos tiempos. El contagio se produce por picaduras de insectos. También por estar en contacto con excrementos de animales contagiados. Entre humanos la transmisión es por fluidos.

Lo peor de esta enfermedad es que hoy por  hoy no se dispone de cura. La tasa de mortalidad del virus depende de las reacciones del organismo del contagiado. Los síntomas son variados, desde fiebre, dolor muscular o mareos. Lumbago, dolores de cabeza, rigidez en cuello o intolerancia a la luz. Las complicaciones pueden seguir con cuadros de vómitos o diarreas. En casos extremos desorientación o cambios de humor.

Si te ha parecido interesante.. ¿ Nos ayudas a moverlo por la red ?
Compártelo con los botones de arriba y danos "estrellitas" con los de aquí abajo :
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *