Dónde buscar ratas en casa

¿Ratas en casa?. Aprende dónde buscar y ¡encuéntralas!

Tanto ratas como ratones, si algo saben, es esconderse, y van a hacer muy complicado que te las encuentres por tu vivienda.

Ese “superpoder” consigue que puedan pasar desapercibidos durante meses si no das tú el primer ocaso para intentar localizarlas.

Ellos, por sí solos, es muy difícil que salgan a la luz.

Para eso facilita que sepas dónde buscar, que tengas claro dónde se esconden, ratas y ratones, en tu casa, y, así, lograr que desaparezcan.

Algo que nunca falla es aprender a reconocer los indicios que dejan donde crean su hábitat, e identificar la presencia de ratas en tu domicilio.

Cómo identificar las señales de que tienes ratas en casa

La detección temprana es clave cuando se trata de mantener a raya tanto a ratas como a ratones, sin duda, y si sabes cómo y dónde buscar te facilita conseguirlo.

Vamos a ver esos indicios que te deben hacer sospechar de su no deseaba presencia en tu hogar.

01. Rastros de excrementos y huellas

Las ratas dejan pistas evidentes.

Busca pequeños excrementos oscuros, del tamaño de granos de arroz, en sitios estratégicos de su casa, eso te va a dar una idea de dónde tienen su escondite.

También ten en cuenta que pueden dejar huellas de sus patitas en superficies blandas o de un acabado que permita marcas de rastros al cruzar.

02. Ruidos nocturnos

Las ratas son criaturas nocturnas, así que presta atención a ruidos extraños durante las horas en las que todo está en silencio y a oscuras, y, sólo, escucha.

Rasguños, carraspeos, o sonidos de roer, son una clara señal de que no están lejos, mantente en silencio durante unos minutos, con el lugar a oscuras, ese ambiente les da una confianza suficiente para salir a por comida y delatar su escondite.

03. Destrozos y marcas de mordisquitos

Las ratas tienen dientes afilados y necesitan roer constantemente para mantenerlos bajo control. 

Busca señales de roeduras en cables, muebles, cartón o cualquier envase de alimentos, en cuanto te des cuenta de que hay pequeñas marcas, como de mordisquitos, es que, en su búsqueda de comida, han intentado romper ese objeto.

Es común que las veas en paquetes de alimentos que tengas en tu cocina a los que puedan acceder con facilidad, como arroz, sal, o legumbres, van a romper el envase para poder conseguir lo que hay dentro.

No se trata solo del alimento que les puedan apetecer, sino de que, en su búsqueda, van a intentar acceder a lo que tengan a mano.

04. Nidos y material de anidación

Las ratas son excelentes constructoras de nidos, para eso emplean papel, cartón, telas u otros materiales que te puedes encontrar en rincones oscuros de tu hogar, seguramente entonces, has llegado a su escondite.

Nido de ratas

05. Olores y marcas de orina

Las ratas marcan su territorio con orina, es un olor que vas a notar persistente y desagradable, especialmente, cerca de sus escondites habituales, es una señal inequívoca de que se han acomodado en tu vivienda, y han señalizado la zona en la que han empezado a vivir.

De hecho, entre ellas se comunican por los olores de los rastros que van dejando, y es la manera en la que van a atraer a más individuos a “su hogar” (que también es el tuyo).

06. Vigila posibles agujeros en paramentos

Realiza inspecciones regulares en busca de agujeros en las paredes, rendijas, o cualquier entrada potencial, son expertas en encontrarlos y, aunque te parezca mentira, por muy pequeños que sean, pueden acceder.

Una vez que están dentro ya la cosa se complica.

07. Comportamiento extraño de mascotas

Las mascotas, especialmente gatos y perros, a menudo pueden detectar la presencia de ratas antes que nosotros, estate atento.

Si te das cuenta de que su comportamiento varía, si los ves nerviosos, si intentan llamar tu atención, hazles caso, es posible que hayan detectado algo, y te están señalando por dónde debes buscar.

Vigila si los ves especialmente interesados en alguna zona de tu casa, algún rincón o habitación a los que, antes, no le prestaban la menor atención.

¿Dónde se esconden ratas y ratones en tu casa?

Descubrir dónde se esconden las ratas es solo el primer paso, pero es el más importante, tanto que, sin él, no tienes nada.

Cuanto más tiempo tardes en localizar su escondite, más crece la comunidad y más complicado te va a ser, ya no solo descubrirlas, sino deshacerte de ellas. 

01. El preferido, bajo el fregadero

Si no es el preferido, es uno de los más habituales en su elección de escondite en cualquier casa, es un lugar donde encuentran lo que más les gusta, rincones oscuros para estar tranquilas, y tubos que les dan tanto seguridad como protección, y así evitar llamar la atención.

02. Espacios entre paredes

Cualquier rendija o grieta que pueda haber en tus paredes, especialmente si al otro lado hay patios, galerías, o jardines, es una vía perfecta que no dudan en utilizar para colarse.

No tienen ninguna dificultad en desplazarse por entre esos pequeños espacios para escapar de las personas, es ese momento que escuchas pequeños ruiditos en los paramentos, y que no te explicas qué puede pasar.

Son ellas, han entrado por un punto determinado y, a partir de ahí, se desplazan donde se les antoja esperando el momento adecuado para acceder.

Rata en pared

03. Sótanos y garajes

Tanto sótanos como garajes subterráneos son de los lugares en los que debes fijarte con especial atención.

Espacios oscuros, silenciosos, y deshabitados la mayor parte del día, en ellos encuentra su hábitat perfecto.

Es muy probable que construyan allí sus nidos, sean donde pasen la mayor parte del tiempo, y solo accedan a la vivienda a buscar comida para luego regresar a él.

Si es el caso, te va a ser mucho más difícil localizarlos, si no sabes donde buscar, debes empezar cuanto antes.

Lo mismo con trasteros o estancias en las que acumulas enseres, cajas y aquello que no utilizas, todos los recovecos que, para ellas, es el perfecto lugar donde vivir, y de los que tienes que estar especialmente atento.

04. Cualquier rincón en tu cocina o despensa

Si entran a tu casa es para encontrar alimento, es, donde lo tienes guardado, donde prefieren estar, y allí vas a localizar todas las huellas de las que te hablamos antes.

Esté donde esté eso que les atrae por su olor, cuando encuentren silencio y oscuridad, van a localizarlo y se van a acostumbrar a regresar en cuanto tengan oportunidad.

Vigila e inspecciona a menudo rincones, sobre todo donde haya aparatos, como el lavavajillas o la lavadora, su motor genera ese calor en el que se sienten a gusto, y no es complicado que decidan crear en él sus nidos.

 

Ver una rata, o encontrar una señal puntual de su presencia no preocupa a no ser que sea algo habitual, y por muchos sitios diferentes.

Ya no se trata de que haya entrado, y vuelto a salir, sin más, sino de que ha creado su nido, y, con sus rastros, atrae al resto, además de buscar el lugar más adecuado para reproducirse.

No dejes que pase, ante cualquier sospecha, o indicio, de que tienes ratas, o ratones, en casa, ponte en contacto con especialistas, es la única manera de evitar una plaga que te dé muchos problemas.

Mala calidad aire interior

Impacto en tu salud de la mala calidad del aire interior

El aire que respiramos en nuestro hogar es un tema que muchas veces pasa desapercibido, y al que no damos la importancia que tiene.

Ya no al aire, sino a su calidad, y lo vital que es para nuestra salud que esté en unas condiciones óptimas, igual que lo hacemos valorando, muy a menudo, el aire exterior de nuestras ciudades.

Razón suficiente para que, desde I+D Control, queramos apostar por dar más importancia a la calidad del aire interior, como algo que necesitamos para vivir.

¿Qué es calidad de aire interior?

La calidad del aire interior se refiere a la pureza del aire que respiramos dentro de nuestro hogar, o en nuestro lugar de trabajo, donde estamos la mayor parte de nuestra vida.

Que pasemos más de la mitad de cada día “encerrados”, hace ver la importancia de que, todo lo que en esos lugares hay es esencial para nuestro bienestar, incluido el aire que respiramos que, cuando no tienes una calidad suficiente, sufrimos las consecuencias.

Consecuencias de una mala calidad del aire de interior

Respirar es algo que se hace sin pensar, directamente pasamos de un lugar en interior a otro en exterior, y continuamos haciéndolo igual, no nos damos cuenta de si ese aire es sano o, por el contrario, vamos a sufrir los efectos de su mal estado.

Problemas respiratorios

Respirar aire limpio es esencial para mantener nuestras defensas naturales y la presencia de contaminantes en el aire interior debilita el sistema respiratorio, y nos hace más susceptibles a infecciones como resfriados y gripe.

Su mala calidad desencadena, o agrava, problemas respiratorios, como tos, irritación de garganta, y dificultades respiratorias, ya que las partículas y los alérgenos en el aire afectan especialmente a personas con asma o alergias.

Fatiga y malestar

Un aire de mala calidad puede causar fatiga, dolores de cabeza, y malestar general, e influye en nuestro rendimiento diario.

La exposición constante a contaminantes no solo afecta tu calidad de vida, sino también tu productividad y bienestar emocional.

Persona fatigada

Salud cardiovascular

Hay contaminantes del aire interior relacionados con problemas que afectan a nuestro corazón por una exposición continua, durante un largo plazo de tiempo, y, sufrirla de una manera tan constante, es el camino que aumenta el riesgo de enfermedades del corazón, y otros problemas circulatorios.

Alergias 

El aire de mala calidad es susceptible de contener alérgenos que desencadenan reacciones como estornudos, picazón en los ojos, y erupciones cutáneas.

Las personas con cierto tipo de sensibilidades o patologías experimentan estos síntomas de una manera más intensa, y puede afectar mucho a su estado de salud.

Salud mental

La conexión entre calidad del aire interior, y salud mental, es cada vez más evidente. 

La exposición a contaminantes puede contribuir a estrés, ansiedad y falta de concentración, síntomas que, sin actuar sobre nuestra salud en su aspecto más físico, sí lo hacen en el mental, y afectar al rendimiento, personal y laboral.

Causas de la mala calidad del aire interior

A menudo tienen su origen en fuentes cotidianas de las que estamos rodeados, como productos químicos agresivos, o diferentes materiales que pueden liberar sustancias químicas dañinas. 

Identificarlas es el primer paso para mejorar la calidad de nuestro aire.

Productos de limpieza

Muchos productos de limpieza contienen químicos fuertes que afectan negativamente a la calidad del aire, y cuando se trata de recintos interiores, mucho más.

Los hay que contienen químicos volátiles que se liberan en el aire y contribuyen a la contaminación interior, por eso, siempre que te sea posible, elige productos de limpieza naturales, y busca alternativas más suaves que no comprometan tu salud.

Mascotas 

Las mascotas pueden llegar a ser una fuente de alérgenos perjudiciales, sobre todo a ciertas personas más sensibilizadas.

Aspira y ventila regularmente, valora la colocación de purificadores de aire para reducir los alérgenos en el ambiente.

mascotas en casa

Humo de tabaco

El humo de tabaco es uno de los mayores contribuyentes a la mala calidad del aire interior. 

Si fumar es una parte de tu vida, considera hacerlo al aire libre para evitar que las partículas nocivas queden atrapadas en tu hogar, o en otro caso, establece áreas determinadas para hacerlo, siempre alejadas de niños y personas mayores o enfermas, mucho más sensibilizadas a su respiración.

Materiales y mobiliario

Hay materiales que emiten compuestos orgánicos volátiles (COV) que afectan a la calidad del aire, al elegir materiales con bajos niveles de COV y, además, permitir que los muebles nuevos se “aireen” antes de usarlos, reduces la exposición a estas sustancias de manera considerable.

Falta de ventilación

La falta de ventilación adecuada causa la acumulación de contaminantes en interiores, asegúrate de abrir ventanas y puertas de manera regular, para permitir que el aire fresco circule y elimine sustancias dañinas acumuladas.

Los ambientes húmedos favorecen la aparición de moho que libera esporas en el aire, puedes controlar esta humedad con deshumidificadores y con revisiones periódicas para localizar, cuanto antes, posibles averías, o fugas, que puedan acumular agua en zonas poco accesibles.

Evitar la mala calidad del aire interior

Solamente se trata de seguir una rutina, y unas pautas, que consigan una circulación frecuente de aire interior/exterior, y evite que sustancias perjudiciales se apalanquen en tu entorno.

Ventilación diaria

Asegúrate un  hogar esté bien ventilado abriendo ventanas y puertas, cada día, para eliminar contaminantes acumulados.

No se trata de mantener todo el día las ventanas abiertas, basta con unos minutos, e intentar que haya un flujo cruzado, es más efectivo abrir un par de ventanas enfrentadas, y facilitar esa salida de aire, que todo el día otras dos situadas en la misma fachada.

Purificadores de aire

No siempre, por diseño constructivo, es posible tener ese flujo cruzado de aire que te comentamos.

Viviendas que, solamente, cuentan con ventilación en un lateral del edificio, o con habitaciones interiores, sin salida al exterior, hacen imposible una ventilación natural adecuada.

Considera, entonces, la posibilidad de utilizar purificadores de aire para filtrar partículas, y mejorar la calidad del aire es esos espacios en los que es muy complicado conseguirlo de manera natural.

Mantenimiento regular

Realiza un mantenimiento frecuente para prevenir problemas de humedad y moho.

Reemplaza los filtros de aire de los aparatos de ventilación, y limpieza, de aire que elijas para tu vivienda, según sea necesario, y te recomienden los profesionales.

Tienes la posibilidad de colocar dispositivos para monitorear la calidad del aire, y conseguir que de manera frecuente y programada, los aparatos empiezan a funcionar asegurando el ciclo de entrada y salida en tu hogar.

 

 

La mala calidad del aire interior no es solo un problema ambiental, sino también un asunto de salud, muy importante, además.

Tomar medidas para mejorar el aire que respiras dentro de tu hogar garantiza un entorno saludable, y previene futuros problemas de salud para todos quienes permanecen horas, y horas, sin apenas salir al exterior.

Cuenta con el asesoramiento de profesionales, son quienes te van a dar la mejor solución para alejar tu vivienda de una mala calidad de aire interior.

Síntomas de pulgas en tu mascota

Pulgas, el peligro que acecha a “tu mejor amigo”

Tener mascotas es maravilloso.

Los perros y los gatos pueden ser nuestros amigos más leales, pero, a veces, traen con ellos invitados que nadie desea recibir: las pulgas.

Las pulgas son pequeños insectos que pueden hacer que, tanto las mascotas como su dueños, se sientan incómodos, o, en el peor de los casos, contraigan enfermedades

Te contamos cómo evitarlas, y, si ya es demasiado tarde, qué puedes hacer si tu “mejor amigo” ha llevado pulgas a casa.

¿Pulgas en casa? 

Las pulgas llegan a casa a través de nuestras mascotas, y se llegan a quedar mucho tiempo si no haces nada.

A ti pueden picarte, de hecho lo hacen, pero no pueden vivir en tu cuerpo.

Su objetivo es dar con un anfitrión adecuado y no eres tú, así que seguirá saltando hasta encontrar de nuevo a tu mascota.

Así que, ya sea si se asientan en ella, o se alojan de manera temporal en ti, tener pulgas en casa no deja de ser peligroso.

El peligro de tener pulgas en casa

Las pulgas se pueden quedar en ti mientras encuentran un hábitat adecuado, el pelaje de tu mascota, tú vas a ser el medio de transporte que los lleve hasta donde de verdad quieren ir: tu perro o gato.

Sin embargo, debes saber que las pulgas son capaces de quedarse en nuestra piel y entre nuestra ropa algo de tiempo, el suficiente para causar bastante daño.

Picazón

Las picaduras de pulgas son muy molestas, tanto para ti como para tus mascotas, con picores y marcas en la piel.

Vais a estar muy incómodos y nerviosos, con unos picores continuos que no podéis remediar.

Enfermedades

Las pulgas pueden transmitir enfermedades a las mascotas, como alergias o problemas de piel, y dejarlas muy debilitadas.

Infestación en el hogar 

Si no las controlas, pueden multiplicarse muy rápido, y llegar a ser las dueñas de tu casa.

Se acoplan en alfombras, muebles y otros puntos de tu hogar, donde dejan sus huevos, y es el comienzo de una plaga, en cuanto esas pulgas nazcan, deshacerse de ellas te va a ser muy complicado.

Tengo pulgas en casa, ¿qué hago?

Prevenir las pulgas es más fácil que eliminarlas una vez que han invadido tu hogar.

Mantén a tus mascotas limpias, utiliza productos anti plagas, y todo el año a tu perro con un collar antiparasitario que evite que las traiga después de jugar con sus amigos.

Si las pulgas ya están en tu casa, actúa rápidamente, debes conseguir que no se convierta en un problema mayor.

Lávalo todo

Ropa de cama, almohadas y cortinas, sobre todo, son lugares muy atractivos para quedarse.

Aspira alfombras y revisa y sanea los muebles, es necesario eliminar tanto pulgas como huevos.

Productos antipulgas para el hogar

Tienes aerosoles, o polvos antipulgas, específicos para tu hogar, que puedes aplicar siempre que la cantidad de pulgas todavía no sea demasiado grande, caso en el que el paso que debes dar es otro.

Infestación de pulgas Acude a profesionales

Cuando no hablamos ya de unas pocas pulgas que puede tener tu perro, y que se eliminan con un tratamiento puntual, la cosa es mucho más peligrosa y difícil de solucionar.

Tú solo no vas a ser capaz, acude, cuanto antes, a un profesional, es quien tiene los conocimientos y los recursos suficientes para eliminar la plaga por completo.

Cómo localizar pulgas en tu casa

Localizarlas no es sencillo, su tamaño no ayuda.

Es posible que lo notes en tu mascota, y hasta tú tengas síntomas de que hay, pero verlas y saber el lugar donde se asientan te puede llevar tiempo.

Para conseguirlo, fíjate en esto:

Observa a tus mascotas

El primer signo de una posible infestación de pulgas suele ser el comportamiento de los animales, no están a gusto, inquietos, y no dejan de rascarse.

Es una mala señal.

Revisa a tus mascotas

Peina a tus mascotas con un peine de dientes finos sobre una sábana blanca. 

Cualquier pulga que caiga dejará pequeñas manchas rojas, o marrones, en la sábana, se trata de la sangre que consigues con sus picaduras.

Busca pequeñas manchas negras, o marrones, en su piel, pueden ser heces de pulgas.

Revisión de pulgas en un perro

Inspecciona su lugar de descanso 

Tienden a reunirse en los lugares donde duermen tus mascotas, es la zona donde tiene acceso a ellas, seguro, ahí pasan más tiempo cada día, y van a encontrar más oportunidades de hacerlo

Revisa camas, mantas, cojines y alfombras, busca pequeños insectos saltarines, ayúdate de una linterna, son muy pequeños y escurridizos,

Trampa para pulgas 

Coloca un plato poco profundo con agua y unas gotas de jabón líquido, bajo una luz, por la noche.

Las pulgas son atraídas por la luz y saltan hacia ella, cayendo al agua.

Esto te ayuda a confirmar si ya tienes una infestación en tu casa.

¿Cuánto dura una plaga de pulgas?

La duración de una plaga de pulgas en el hogar puede variar según muchos factores, pero, el más importante, que su cantidad todavía no sea preocupante.

En caso de serlo, te puede llevar mucho más tiempo resolver el problema

Es importante recordar que cada situación es única, y la duración exacta de una plaga de pulgas puede variar.

La clave está en la detección temprana, la acción inmediata, y empezar a actuar cuanto antes, para evitar que crezca.

Si la infestación persiste, o se vuelve grave, busca el apoyo de una empresa especialista que te ayude a terminar con ese desagradable problema en tu casa.

 

 

Como ante cualquier parásito o insecto que pueda entrar en tu hogar, la detección temprana es la mejor solución para evitar que se convierta en plaga.

En este caso, cuentas con la ayuda de tu mascota, que, con su comportamiento, te pone en alerta de que algo puede pasar.

Consulta a su veterinario, si te confirma la presencia de pulgas, no dudes en llamar a una empresa profesional que te ayude y las elimine.

Si tienes cualquier sospecha, no dudes en contactar con nosotros, antes de que la cantidad de pulgas, en tu mascota o en tu casa, te hagan la vida imposible.

Consejos plagas chinches

Plaga de chinches, consejos para ese problema que te quita el sueño

Las plagas de chinches son un problema molesto en tu hogar.

Es importante que sepas dónde se puede crear una, y cómo actuar en ese momento.

Es un problema que, una vez que aparece, te puede causar estrés y ansiedad si no sabes cómo afrontarlo

Los chinches saben muy bien cómo esconderse y los lugares en los que no los vas a localizar.

Para evitar que pases por esa desagradable situación queremos que tengas todo lo que debes saber sobre las plagas de chinches en tu hogar.

¿Qué son las plagas de chinches?

Los chinches son pequeños insectos, de entre 4 y 7 mm, que se alimentan de sangre, humana y de otros animales, de color marrón rojizo y tienen un cuerpo plano, ovalado y están rodeados de pelillos

A menudo se esconden durante el día y salen por la noche en busca de comida, momento que aprovechan para llenarte de esas picaduras tan molestas que notas al despertar.

Puedes encontrarlos en viviendas tanto de ambientes rurales como urbanos, en hoteles, o albergues, lo más común, pero también en transporte público, ya que viajan entre las maletas, ropas y enseres de viajeros.

Tengo chinches en casa, ¿qué hago?

La sola sospecha de tener una plaga de chinches en casa debe hacerte actuar de inmediato.

Lo principal es localizarla cuanto antes para evitar que se extienda y poder eliminarla por completo.

Sigue estos pasos.

01.-Identifica la plaga

Lo primero que debes hacer es tener la certeza de que tienes una plaga en tu hogar, es el paso más importante, tanto que te lo ampliamos y detallamos en un punto posterior.

02.-Haz una limpieza profunda

Una vez que lo has asegurado, realiza una limpieza general de toda la ropa de cama, cortinas y fundas de mobiliario, los puntos preferidos donde suelen crear su hábitat en tu casa.

Más tarde, aspira a fondo las pequeñas grietas y hendiduras de paredes y suelo, donde es fácil que también estén escondidos.

03.-Contrata a una empresa especializada

Localizar una plaga de unos insectos tan diminutos no es sencillo, no tienes ni medios ni conocimientos, en caso de que, en tu inspección, encuentres gran cantidad de ellos, pide ayuda.

Realizar la limpieza del punto anterior es fundamental, y hay casos en los que es suficiente pero en otros, es una plaga tan extendida que tú solo es muy difícil que puedas acabar con ella.

04.-Evita que te vuelva a ocurrir

Ya sea que lo hayas conseguido acabar tú con ellos, o apoyado de especialistas, lo siguiente y más importante es evitar que se repita.

Cómo identificar una plaga de chinches

Identificar una plaga de chinches es el primer paso, crucial para hacer frente al problema.

Ten en cuenta estas señales que te contamos a continuación.

Chinche

01.-Pequeñas manchas de sangre en las sábanas

Es una de las señales que te deben hacer saltar las alarmas, encontrar pequeñas manchitas de sangre en sábanas y almohadas.

Los chinches se alimentan de sangre y durante la noche es fácil que, si los tienes, los aplastes, esa es la pequeña marca que dejan.

02.-Pequeños excrementos

Otra señal inequívoca, los chinches, a su paso, dejan excrementos diminutos, después de alimentarse.

Vas a ver pequeños puntos oscuros en ropa de cama, muebles o grietas, que se combina con un olor bastante desagradable como consecuencia de sus secreciones.

03.-Pequeños insectos

Los chinches saben esconderse muy bien, entre que solo salen por la noche, y lo diminutos que son, verlos es una auténtica suerte.

Pero hay otra manera de localizarlos, es probable que te sea más familiar si ves pequeños insectos que se ajustan a su descripción, fíjate en su cuerpo plano y sus pequeñas antenas.

04.-Rastros de mudas de piel

A medida que crecen, mudan su piel, no es difícil que estos restos los encuentres cerca de sus escondites.

Para que las puedas reconocer, son finitas y traslúcidas, dar con ellas es una mala señal, tienes una plaga de chinches en tu hogar.

Es una manera de localizarlas y poder eliminarlas.

05.-Picaduras en tu piel

Si notas que tienes pequeñas picaduras en brazos y piernas, es muy probable que tengas en tu cama.

Vas a sentir picazón y enrojecimiento en la zona, en normal qué encuentres un pequeño grupo de señales, ya que pican dos o tres veces en algún punto para succionar la sangre, y luego avanzan para seguir alimentándose

Pueden aparecer formando una línea, algo parecido a las marcas que dejan las pulgas en la piel.

No suelen ser dolorosas, pero sí aparecen enrojecimiento e inflamación, además de que puedes tener reacciones locales en forma de ampollas.

Dónde pueden crearse plagas en tu hogar

Las chinches pueden encontrarse en muchos lugares, pero son más comunes en las camas y otros muebles tapizados. 

También se esconden grietas y hendiduras en paredes, suelo y muebles.

Pueden viajar en la ropa y el equipaje, lo que facilita su propagación.

Te dejamos una lista de los puntos que debes vigilar.

  • Camas y colchones
  • Muebles tapizados
  • Grietas y hendiduras en las paredes.
  • Espacios detrás de cuadros y zócalos
  • Maletas y equipaje.
  • Armarios y ropa
  • Enchufes eléctricos y tomas de corriente

6 consejos que evitan una plaga de chinches en tu hogar

La prevención es fundamental, debes mantener un ambiente limpio y saludable

01.-Haz revisiones regularmente

De vez en cuando, inspecciona para detectar cualquier síntoma de los que te hemos hablado, con especial atención a los puntos donde suelen esconderse.

Cuanto antes te des cuenta del problema, más sencilla será la solución.

02.-Lava a menudo tu ropa de cama

Hazlo de manera frecuente con agua caliente, los chinches no sobreviven a las altas temperaturas.

Te ayuda a eliminar cualquier insecto que intente infestar su ropa.

Plaga de chinches en una cama

03.-Cuidado con los muebles de segunda mano

Antes de meterlos en casa, haz una revisión exhaustiva, recuerda que pueden esconderse en cualquier pequeña grieta, hendidura o pliegue que tengan, y, sin querer, los estás llevando a casa.

04.-Cuidado en los viajes, protege tu equipaje

En tus viajes, evita colocar las maletas directamente encima de camas, o sofás, de alojamientos desconocidos, utiliza fundas protectoras para conseguirlo.

Lo mejor es usar los estantes para el equipaje que tienen muchos hoteles o, dejar la maleta sobre una mesa o escritorio

Saca la ropa y cuélgala en el armario, si dispones de él.

Al regresar, lava toda la ropa en agua caliente, y aspira bien tus maletas.

05.-Sella grietas y hendiduras

Repara cualquiera que te encuentres en paredes, techos o zócalos, también en los muebles, si encuentras algún pequeño resquicio, séllalo para evitar que se escondan en él.

La idea es reducir, en todo lo posible, las opciones para que se instalen.

06.-Usa fundas de colchón y almohada adecuadas

En el mercado hay gran variedad de ellas para colocar en tu cama, otra manera de ponérselo difícil, y que no les sea posible encontrar escondites e iniciar la propagación.

 

 

Si sospechas que tienes una plaga de chinches en tu hogar, es importante tomar medidas rápidas para eliminarlos. 

Lo más efectivo, y que consigue acabar con ella es acudir a una empresa especializada, que no solo termina con ellas sino que te aconseja para que no te vuelva a ocurrir.

En I+D Control de Plagas llevamos muchos años eliminando plagas de todo tipo, y estamos a tu disposición si lo necesitas.

Contacta con nuestro equipo de especialistas, estudiamos tu caso y te damos la mejor solución.

 

Plagas de jardín

Plagas en tu jardín: evita, detecta, protege

Como cualquier otra plaga, las que puede sufrir tu jardín son muy peligrosas.

En pocos días destruyen todos tus plantas por no haber sabido detectarlas y, entonces, ya es demasiado tarde.

Cualquier jardín está expuesto a pequeños enemigos que pueden aparecer en diferentes épocas del año, y terminar con lo que has estado cuidando durante meses.

Son esas plagas de jardín que, sin apenas darnos cuenta, se hacen con todas nuestras plantas y flores, son un enorme dolor de cabeza por no saber cómo acabar con ellas.

Vamos a descubrir las plagas más comunes a las que se expone tu jardín, y a detectarlas, para evitar que arrasen con todo lo que se encuentran en él.

Plagas más comunes en jardines

Todo jardín puede enfermar como causa de una plaga que, por desconocimiento, no has tratado en su momento.

Las hay de muy diferentes tipos, más o menos comunes o peligrosas y que pueden atacar con más o menos fuerza.

01.-Pulgones

Unos insectos diminutos que se alimentan de la savia.

Debilitan las plantas y hacen que, en algunos casos, sus hojas se enrosquen o que cambien su color a uno más amarillento, detalles que pueden dar a entender que están en peligro.

La manera de detectarlos es, sobre todo, observando y tocando las plantas.

Los pulgones segregan melaza, savia concentrada, parcialmente digerida, con un gran contenido en azúcares.

Una hoja atacada por pulgones está cubierta con esa sustancia y vas a notar una sensación pegajosa al tacto.

También lo es que te encuentres con hormigas en la zona cercana a esa planta, que se sienten atraídas por el dulzor de la melaza.

Es común que se aferren a los brotes tiernos y, para multiplicarse a una velocidad alarmante, debilitando las hojas.

02.-Caracoles y babosas

Su presencia se nota por la sustancia que dejan como rastro tras su paso.

Los daños, enormes, incluso los ejemplares más pequeños, son igual de voraces que los adultos, y los perjuicios a plantas, y brotes nuevos, son muy grandes.

La costumbre es que aparezcan en las noches húmedas, para masticar las hojas, dejando, al final, ese rastro viscoso que te encuentras y llama tu atención.

Es por eso que debes fijarte en las hojas, si tiene ya los bordes irregulares con señales de que han empezado a comérselas

Es durante la noche cuando presentan mayor actividad, de hecho, su horas más activas son desde el atardecer al amanecer, durante el día permanecen ocultos.

De entre ambos, los que te hacen más daño son los caracoles, eligen las hojas más verdes, las babosas, por otro lado, tienen preferencia por las hojas marchitas y caídas, sin que desprecien el resto, pero pueden ser, dentro de lo malo, lo menos malo.

03.-Orugas

Una de las plagas más peligrosas y de las que tienes que estar muy vigilante, no solo por lo dañinas que son para tu jardín, sino por el riesgo para todos los que pasáis por él.

Es muy importante tenerlas localizadas para que, sobre todo niños y mascotas, no entren en contacto con ellas

Las orugas son larvas de mariposas y polillas, y pueden comerse las hojas de tus plantas con una velocidad alarmante.

Observa si las hojas de tus plantas tienen agujeros, o marcas de mordiscos muy claras, es lo que te debe poner alerta.

04.-Hormigas

Son muy pequeñitas y dan la sensación de que son inofensivas, pero no es así.

La cantidad de hormigas que hay en una comunidad termina con tu jardín sin necesitar mucho tiempo para conseguirlo.

Pueden excavar túneles alrededor de las raíces y debilitarlas, y transportar pulgones de una planta a otra, lo que inicia una segunda plaga.

Una ventaja con la que cuenta es su visibilidad, en caso de haber una plaga de hormigas en tu jardín, ves, cerca de las plantas, una larga fila de hormigas trabajando en su destrucción.

05.-Cochinillas

La presencia de cochinillas es otra de tus pesadillas cuando tienes un jardín.

Son de color blanco, grisáceo o marrón, con el cuerpo redondeado o alargado y son visibles a simple vista, situadas en hojas y tallos.

La cochinilla es una de las plagas más comunes y dañinas para tus plantas, junto con los pulgones, debes estar muy alerta.

No es la humedad la que favorece su aparición, sino, justo lo contrario, la falta de ella.

Por este motivo, una buena manera de prevenirlas es colocar recipientes de agua cerca de fuentes de calor, favorecen su evaporación y crean un ambiente más húmedo.

Es un parásito que se encarga de absorber los nutrientes de tus plantas, y terminan con su vida si no lo evitas.

Para detectarlas, observa sus hojas, sobre todo en el reverso, que es donde, comúnmente, te las vas a encontrar.

Plaga cochinillas jardín

¿Cómo prevenir plagas en tu jardín?

Para prevenir, lo más importante es detectar a tiempo, luego, con cualquier producto comercial adecuado  puedes terminar con una plaga que está en sus inicios.

En casos más avanzados, cuando ya se te escapa de las manos, por la cantidad de individuos y los daños que causa, acude a una empresa especializada, quien tiene conocimientos y medios para hacerlo.

Te dejamos unas estrategias a seguir para prevenirlas de una manera muy eficaz.

Jardín limpio

La eliminación de hojas secas y de todo tipo de desechos, de una manera frecuente, es una forma muy sencilla de evitar la aparición de plagas.

Esas hojas, o matorrales mal cuidados, que se acumulan, son refugio para los primeros individuos, que van a crear una enorme comunidad que hace imposible el mantenimiento de tu jardín.

Cualquier planta seca, o matojo, que sirva como lugar donde esconderse, retíralos cuanto antes.

Tampoco favorece tener agua estancada que atrae a aquellos insectos que buscan un ambiente húmedo.

Diversidad de plantas

Es una buena estrategia de prevención cultivar plantas variadas, una manera de que ellas mismos se protejan.

Algunas atraen a insectos beneficiosos, que te ayudan a controlar al resto.

Plantas repelentes

Siguiendo con el punto anterior, puedes ayudarte de la propia naturaleza.

Hay plantas que tienen propiedades repelentes naturales, es buena idea intercalarlas con el resto, así consigues mantener alejadas a las plagas.

Como ejemplo la menta, una planta capaz de ahuyentar hormigas y pulgones, dos peligros, como ya sabes, muy importantes

¿Cuál es la época más peligrosa en mi jardín?

Tanto primavera como verano, son las más peligrosas para las plagas.

Es el clima húmedo y cálido el que crea un ambiente mucho más favorable para que aumenten estas comunidades tan agresivas con tus plantas.

Son esos los meses en los que debes estar especialmente atento, sobre todo al principio, cuando empieza el calor, que buscan un lugar agradable, y no debes permitir que lo encuentren en tu jardín.

 

 

Conocer las plagas más comunes, detectarlas y prevenirlas, es la manera más eficaz de evitar que destrocen tu jardín.

Una vez que ya ha comenzado, una plaga es muy difícil de reparar, por lo menos si no cuentas con medios para hacerlo.

La colaboración de una empresa especializada tanto en detección como eliminación de plagas es esencial para que no arrasen con todo lo que encuentran a su paso una vez que las tienes instaladas en tu jardín.

Ante cualquier sospecha, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, valoramos la situación, y te ayudamos a proteger tu jardín.