1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Enfermedades transmitidas por los roedores

La semana pasada empezamos a tratar las enfermedades que las plagas de ratas y ratones pueden traernos. El motivo de hablar de ello es la proliferación de ratas y otros roedores en ciudades españolas. Pero no es solo un caso aislado el de nuestro país. Las ratas se multiplican por todas las ciudades del planeta tierra. La clave es su gran capacidad de adaptación, se dice que podrían sobrevivir a una guerra nuclear y a la radiación residual que generaría. Es tan solo una hipótesis, lo realmente cierto es la gran cantidad de enfermedades transmitidas por los roedores.

Hoy vamos a repasar un par de ellas que dejamos aparcadas la semana pasada. Como en todas las plagas urbanas, el control y prevención de la aparición de ratas y ratones en nuestro hogar es fundamental. Mantener a estos roedores controlados en los espacios públicos es misión de las autoridades municipales. Nuestra obligación es mantener a raya a los roedores de nuestras casas.

Población de ratas en las ciudades, en claro aumento

Como ya hemos apuntado no se trata de un fenómeno solo de las ciudades españolas. En los últimos años ese incremento en la presencia de ratas es más que notable en otras partes del mundo. Así las cosas en Nueva York se estima que viven unos diecisiete millones de ratas. Para poner en contexto la población humana es de casi nueve millones. Es la ciudad más poblada de EEUU y la segunda más poblada de todo el Continente Americano. La primera es ciudad de México. El problema en Nueva York es descomunal, las ratas son las responsables de infectar barriadas enteras en la Gran Manzana. Son dueñas por completo de la red de metro y tren que discurre por los túneles subterráneos. Viendo su número y su legado, es evidente que la preocupación por las enfermedades transmitidas por los roedores está más que justificada.

¿Cómo se hicieron con tanto poder?

Las enfermedades transmitidas por los roedores son parte de la historia de la humanidad. No en vano las ratas son las responsables de las peores plagas que ha sufrido la humanidad. La recordada y temida peste negra del siglo XIV es una de las más conocidas. En pleno siglo XXI siguen siendo responsables de enfermedades como la enfermedad de Weill, de la que hablamos la semana pasada.

Ya os hemos hablado de especies invasoras, sin duda si alguna de ellas es el ejemplo a seguir por el resto esas son las ratas. ¿Porqué han tenido tanto éxito? Por su gran capacidad de adaptación sin duda. Otro de los pilares de su “éxito” es el ser humano. Sí, nosotros somos los que las hemos llevado de un lugar a otro del mundo. Siguen al ser humano allá a donde se dirija, y ponen su residencia al tiempo que nosotros. Se trata de una especie sinúrbica, que puede proliferar en el hábitat de nuestras ciudades. Y esto es así porque les ofrecen las mejores condiciones para sobrevivir. Comida en abundancia, una estimación de hace unos años decía que consumían hasta la quinta parte del suministro de alimentos al año…

Las ratas marcan sus territorios con la orina. Esta costumbre nos pasa factura para tratar de revertir los efectos indeseados de su orina. Es una afirmación literal, una gran cantidad de dinero se va en esa función. Pero no solo la factura económica se va en esos problemas prácticos. Las enfermedades transmitidas por los roedores suponen un gasto médico muy importante para los Estados.

Enfermedades transmitidas por los roedores

La semana pasada dejamos para hoy un par de enfermedades transmitidas por los roedores. Hoy vamos a terminar el repaso con ellas. Se trata de la Toxoplasmosis, y la Triquinosis. La primera afecta de igual manera a humanos y animales, la segunda ataca a los mamíferos y puede pasar al ser humano.

Enfermedades transmitidas por los roedores - ID Control de Plagas

La toxoplasmosis

Se trata de una enfermedad que puede afectar del mismo modo a animales y humanos. La causa un parásito que recibe el nombre de toxoplasma de gondii. Su ubicación es mundial, no existe un lugar donde se encuentre en mayor medida. Es un parásito globalizado. La forma de pasar la infección es por medio de las heces de las ratas. Se puede presentar como una infección leve o bien como una enfermedad mortal. Estas últimas afectan a sectores más vulnerables de la sociedad, ancianos, recién nacidos o incluso en los fetos. Los síntomas son dolores de cabeza y musculares. La presencia de ganglios linfáticos inflamados, e incluso en ocasiones quistes en los tejidos.

Algunas fuentes principales de esta infección serían las que siguen, no es una lista minuciosa:

  • viajes a países menos desarrollados, países de Sudamérica por ejemplo, allí se encuentran genotipos parasitarios muy virulentos. Por eso se recomienda a las embarazadas no viajar a esas zonas del planeta,
  • el agua sin filtrar, esto es algo que se debe tener en cuenta en los viajes,
  • el contacto con tierra contaminada, por eso se debe ser escrupuloso a la hora de lavar verduras o frutas. Así como en las labores de jardinería, usar guantes y evitar el contacto con las mucosas de éstos,
  • se puede encontrar en la carne cruda o poco cocida. Y por ende en las tablas de cortar, o en los cuchillos que empleamos en cortarlas y prepararlas. La limpieza exhaustiva de los medios de preparación en la cocina, y de nuestras manos es fundamental,
  • los gatos pueden ser otra fuente de infección. Por eso en ocasiones las mujeres embarazadas deben prescindir de la presencia de sus mascotas en casa. En ocasiones bastará con dejar las labores de cambio de arena o limpieza de útiles del gato a otra persona de la familia. Siempre siendo pulcros y cuidadosos en esas tareas,
  • un consejo para evitar esta y otras infecciones es el lavado de manos, sin duda la mejor barrera para la transmisión de infecciones. Lavarse siempre las manos, antes, durante y después de muchas acciones, como por ejemplo cocinar o labores de jardinería.

La triquinosis

Se transmite también por los excrementos de los roedores. Es una enfermedad parasitaria que afecta a los mamíferos. Y puede ser traspasada al ser humana. La infección proviene de la ingesta de unas larvas enquistadas en los músculos de la carne. Luego se liberan en el estómago y pasan a una fase madura en el intestino delgado. Los síntomas de esta enfermedad son vómitos, diarrea, náuseas, dolor abdominal y algo de fiebre. En algunos episodios esta infección puede llevar a la muerte del paciente.

Si te ha parecido interesante.. ¿ Nos ayudas a moverlo por la red ?
Compártelo con los botones de arriba y danos "estrellitas" con los de aquí abajo :
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *