viruela del mono y desinfección

Importancia de la desinfección para evitar el contagio por la viruela del mono

El brote de la viruela del mono ha sido declarado emergencia sanitaria mundial por la Organización Mundial de la Salud. Se han registrado más de 16.000 casos en 75 países, muchos de ellos en Europa, donde la enfermedad no era endémica. Desde principios de mayo, las autoridades sanitarias de varias naciones, desde Europa hasta Canadá y Australia, comenzaron a detectar casos de esta extraña enfermedad cuyos brotes anteriores habían sido muy contenidos. Veamos en qué consiste y por qué la desinfección de espacios es clave para contenerla. 

Qué es la viruela del mono

La viruela del mono es una enfermedad causada por un virus, que se conoce como viruela del mono. Es una enfermedad viral zoonótica, lo que significa que puede transmitirse de los animales a los seres humanos. También puede transmitirse de persona a persona. La viruela del mono es similar a la viruela humana, pero menos grave y mucho menos común.

El virus que causa esta nueva pandemia se descubrió por primera vez en 1958. Se le dio el nombre del lugar donde se encontraron algunos monos infectados: El Centro Regional de Primates Yerkes, en Georgia.

La viruela del mono afecta primero a los animales antes de contagiar a otros mamíferos, incluidos los humanos, a través de mordeduras o del contacto con fluidos corporales de los infectados por el virus.

viruela del mono y desinfeccion

Los seres humanos que viven en zonas donde el virus es frecuente tienen más probabilidades de infectarse con la viruela del mono que los que no viven en esas zonas porque han estado expuestos a roedores portadores de este virus y, por tanto, han desarrollado cierto nivel de inmunidad contra él.

La viruela del mono rara vez es mortal y suele durar menos de tres semanas si se trata adecuadamente con antibióticos. Sin embargo, hay algunos casos en los que las personas han muerto tras infectarse con la viruela del mono; estos suelen ocurrir entre personas que tienen el sistema inmunitario debilitado debido a otros problemas de salud, como el VIH/SIDA o los tratamientos de quimioterapia contra el cáncer

Síntomas de la viruela del mono

Los síntomas de la enfermedad son similares a los de la viruela, aunque algo más leves. Los síntomas más comunes son fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor de espalda y agotamiento.

También es frecuente la inflamación de los ganglios y una erupción que comienza en la cara y se extiende a otras partes del cuerpo, principalmente manos y pies.

Cómo se propaga y por qué es importante una adecuada desinfección de espacios

Se cree que la viruela del mono se transmite principalmente de los animales salvajes a los humanos, pero también puede contagiarse de persona a persona. Es necesario un contacto estrecho, ya que se transmite a través de fluidos corporales como la saliva, las mucosas y las heridas o los fluidos sexuales.

El “Protocolo de detección precoz y manejo de los casos de alerta por viruela del mono en España“, elaborado por los técnicos del comité de alerta del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, establece una serie de medidas de control para cortar la transmisión del virus.

El documento indica que la enfermedad “se transmite por contacto directo y continuado con la persona afectada”, pero también advierte de que las personas pueden infectarse por “contacto directo con la ropa, la ropa de cama o los fómites utilizados por un caso confirmado durante el periodo infeccioso sin equipo de protección”.

Prevención y desinfección ante la viruela del mono

La viruela del mono puede sobrevivir en las superficies hasta 15 días, pero es importante tener en cuenta que esta no es una regla rígida. El período de tiempo que el virus puede sobrevivir varía según el entorno. Por ejemplo, en entornos frescos, oscuros y con poca humedad, puede sobrevivir más tiempo que en entornos más cálidos o luminosos.

Además de poder sobrevivir más tiempo en algunos ambientes que en otros, el poxvirus también tiene más probabilidades de sobrevivir en superficies porosas que en las no porosas (como el plástico o el metal).

Si tienes una persona infectada en tu casa, acude a especialistas en desinfección de viviendas profesionales. Es tu salud la que está en juego.

plagas de verano más comunes

Cuáles son las principales plagas de verano

La relación entre las altas temperaturas y la aparición e incremento de plagas es un hecho científicamente comprobado. Está demostrado que el ciclo vital de insectos y roedores aumenta de forma alarmante en verano, y pueden convertirse en un problema. Sin embargo, no es la única plaga urbana que te puedes encontrar en esta época. ¿Cuáles son las principales plagas de verano en una ciudad?

Plagas urbanas de verano, en función de dónde vivas

Las plagas urbanas no aparecen y se multiplican de igual forma en todas las zonas geográficas. Ahora bien, el transporte de personas y mercancías son un foco de transmisión: viajan las huevas o larvas de insectos que proliferarán en nuevos lugares.

En España, dado el clima caluroso del verano proliferan moscas, hormigas, chinches, cucarachas, pulgas, oruga procesionaria, mosquitos, avispas, entre las más abundantes; No podemos olvidar a los roedores como las ratas o los insectos xilófagos como las termitas y la carcoma, a pesar de que estas últimas necesitan un entorno húmedo y temperaturas más suaves.

La mayoría de estos insectos son portadores de organismos patógenos para los humanos, además de ser molestos.

Plagas de verano con las que lidiar

Para ayudar a su extinción de las plagas de verano en hogares y negocios es mejor contar con un empresa de control de plagas urbanas. Nunca emplees aerosoles por tu cuenta: pueden ocasionar problemas de salud en las personas, además de no ser efectivos y tener un alto precio.

las ratas, una de las plagas más peligrosas

Las cucarachas

Estos desagradables insectos son transmisores de enfermedades como la salmonelosis, la disentería, el cólera, la fiebre tifoidea y provocar incluso gastroenteritis o asma.

Se reproducen con facilidad en lugares oscuros y húmedos de conductos de agua como desagües o sumideros, y son muy difíciles de eliminar. Tener estos espacios limpios y bloquear cualquier resquicio por el que pueda salir a buscar alimento contribuirá a eliminar estos repugnantes bichos de los hogares.

Las pulgas, plagas de verano silenciosas pero molesta

Son una de las plagas más comunes entre las personas que conviven con animales, sobre todo si se trata de mascotas que requieren de salidas al exterior.

Este insecto se camufla entre el pelo del animal y salta al humano produciendo picaduras muy molestas e irritantes que pueden desencadenar reacciones alérgicas.

También, la influencia del turismo contribuye a la propagación de las pulgas en la ciudad. Se adhieren con facilidad entre el equipaje para llegar al nuevo hospedaje y convertirse en plaga. Resultan muy difíciles de eliminar y son muy resistentes.

Las moscas

Son los insectos que más fácilmente se reproducen y los más frecuentes en todos los lugares durante el verano. Aunque pueden parecer inofensivas, estos insectos resultan muy molestos y son un buen transmisor de gérmenes y bacterias. Cada vez que una mosca se posa sobre alimentos u utensilios puede desencadenar graves enfermedades en las personas que ingieran o manipulen con comida los útiles infectados: gastroenteritis e intoxicaciones por salmonela, o meningitis e infecciones en el sistema circulatorio si se trata de la mosca negra, conocida también como mosca “chupasangre”.

Los mosquitos

Estos insectos no solo molestan al atardecer por el zumbido en los iodos que producen, sino por las erupciones cutáneas generadas por sus picaduras, ocasionando picor, escozor e incluso infecciones.

El mosquito tigre, originario de África, tiene una actividad más diurna que el común y se reproduce con facilidad en alcantarillas o humedales, y en pequeñas cantidades de agua estancada, como platos de macetas o jarrones con flores. Transmite enfermedades peligrosas como la malaria, la fiebre amarilla el dengue o el virus del Nilo

Las ratas

Las ratas son una de las plagas urbanas más peligrosas. Su corto periodo de gestación, junto a la falta de lluvias y al aumento de temperaturas del verano, son requisitos para el aumento poblacional de estos roedores.

Se reproducen en gran cantidad en cañerías, sótanos y alcantarillado, y de todos los pelos: negras, grises o marrones, y todas ellas resultan desagradables y peligrosas, pues son portadores de gérmenes y parásitos que transmiten enfermedades graves a las personas a través de sus heces y orina como salmonelosis, tifus murino o leptospirosis, hantavirus, enfermedad de Weil, entre otras.

Además de estas plagas que buscan proliferar durante el verano, se dan otras plagas de verano en vegetales que también aumentan su actividad en esta época del año y pueden producir consecuencias nefastas en la agricultura: pulgón, la araña roja, la mosca blanca, la langosta, insectos, babosas entre otros muchos agentes infecciosos.

Ante la más nimia presencia, actúe rápido. Como empresa de control de plagas en Madrid estamos a su disposición los 365 días del año. Consulte precio para el tratamiento de plagas sin compromiso.

Plagas en industria alimentaria comunes

Plagas en la industria alimentaria: cuáles son las más comunes

Uno de los mayores problemas que puede experimentar cualquier empresa dedicada a la industria alimentaria es tener una plaga en sus instalaciones, debido a los numerosos perjuicios que esto puede causar a su reputación, a la salud de sus clientes y al desarrollo de su actividad. Por ello, es importante conocer cuáles son plagas en la industria alimentaria más comunes y cómo podemos evitarlas.

En este artículo le mostraremos algunas de estas plagas: cucarachas, moscas, ratones y ratas, y hormigas. Veamos cuáles son y cómo podemos evitar que entren en nuestras instalaciones.

Plagas en la industria alimentaria más comunes

En la industria alimentaria, estas pequeñas criaturas pueden tener un gran impacto en su negocio. Tanto si es dueño de un restaurante como si es panadero o simplemente un consumidor que disfruta comiendo (que somos todos), el control de plagas es algo que debemos tener en cuenta a la hora de hacer nuestro trabajo y nuestras compras.

Por ejemplo, si diriges un restaurante y tienes problemas con los ratones, quizá debas considerar la posibilidad de contratar a un exterminador para que venga a ponerles trampas. Esto te ayudará a mantener a tus clientes a salvo de cualquier enfermedad que puedan llevar consigo, al tiempo que protegerá tu reputación como establecimiento que cuida la salud de tus clientes ofreciendo un buen servicio.

Roedores (ratas y ratones)

Todos sabemos que los roedores son una de las peores plagas que pueden infestar una industria alimentaria. Acuden en busca de una fuente de alimento abundante y aumentan su población con facilidad.

Pero aún hay más. Pueden portar y transmitir enfermedades a los humanos, e incluso contaminar los alimentos a través de sus pelos y excrementos.

Por eso es importante tomar medidas contra estas plagas lo antes posible, y estamos aquí para ayudarle a hacerlo. Control I+D ofrece soluciones para mantener tu negocio libre de roedores, para que puedas centrarte en la elaboración de alimentos de calidad sin preocuparse por las plagas.

plagas peligrosas industria alimentaria

Cucarachas, una de las plagas en la industria alimentaria a evitar

Las cucarachas son uno de los insectos más comunes que invaden los negocios de alimentación. Suelen ser nocturnas y se esconden durante las horas de luz. Esto significa que son más activas por la noche, y es fundamental vigilar sus heces, que es como identifican su existencia.

Las cucarachas también pueden ser un relevante vector de enfermedades. Para evitar que una plaga de cucarachas se establezca en nuestro negocio de alimentación, es vital mantener una higiene absoluta -eliminando la basura con regularidad y los restos de comida que puedan caer al suelo- y almacenar todos los alimentos en frigoríficos o recipientes herméticos.

Hormigas

Las hormigas se caracterizan por ser aparecer sobre todo en primavera y verano, cuando las buenas temperaturas hacen que estos insectos salgan a recolectar comida.

Aunque tendemos a pensar que las hormigas son inofensivas, lo cierto es que pueden ser portadoras de patógenos y enfermedades para el ser humano, como la Salmonella.

Debido a su pequeño tamaño, encuentran fácil acceso a los establecimientos de comida, siendo recomendable cerrar cualquier grieta existente que les permita entrar sin ninguna complejidad.

Siempre debe llamar a una empresa profesional de control de plagas si tiene un problema de hormigas, ya que tienen la experiencia necesaria para encontrar dónde se esconden todas las hormigas para poder eliminarlas de una vez antes de que empiecen a reproducirse de nuevo.

Las moscas

Las moscas son los insectos voladores más comunes y dañinos que se encuentran en la industria alimentaria.

Se sienten atraídas por los olores que producen los alimentos, y son capaces de desplazarse por cualquier espacio, entrar en contacto con los alimentos e infectarlos con sus patas o excrementos.

Gestión de plagas en la industria alimentaria

Para ser eficaces, los profesionales del control de plagas deben conocer a fondo la especie de plaga a la que se enfrentan. Esto incluye su comportamiento, dieta y hábitat.

Cuanta más información contextual tenga el profesional, más eficaz será su intervención. Por este motivo, la elaboración de informes y el mantenimiento de registros son fundamentales para la gestión integrada de plagas. Es necesario documentar los signos y avistamientos de plagas, así como los tratamientos realizados y el estado de los cebos y las trampas.

El segundo paso es comprender cómo se comporta en su entorno natural: ¿qué come? ¿Dónde vive? ¿Cuándo se aparean? ¿Cuánto tiempo viven? Estas preguntas ayudarán a determinar qué métodos funcionarán mejor en su situación particular.

Por último, una vez que entienda a qué tipo de insecto se enfrenta y cómo se comporta en su entorno natural, podrá utilizar esta información para desarrollar un plan eficaz para controlarlo en casa o en el trabajo (o en cualquier otro lugar donde pueda causar problemas).

El estado del entorno a controlar es igualmente importante. Evitar que las plagas entren en las instalaciones es la forma más eficaz de gestión integrada de plagas.

Plagas en jardines más comunes

Plagas en jardines más comunes

Los insectos, aunque suelen asociarse a los espacios interiores, también pueden causar estragos en las zonas exteriores. Los bichos y parásitos siguen proliferando en nuestras exuberantes plantas verdes, causando estragos en la belleza de un jardín. Las plagas en jardines pueden causar estragos en cuestión de días. Y depende de ti tomar medidas contra ellas antes de que causen tantas pérdidas.

Hay muchas plagas que atacan a las plantas de jardín, pero también hay formas de prevenirlas. Esto es lo que debes saber sobre los cinco tipos de plagas en jardines más comunes y cómo evitarlas (o combatirlas cuando atacan).

Las 5 plagas en jardines más comunes

La mayoría de la gente piensa que las plagas y las enfermedades son malas (y pueden serlo), pero también son una señal de que hay algo malo en la planta que necesita ser arreglado.

Ha hecho mucho calor y humedad, ¿verdad? ¿Pero sabes qué? Estas plagas de primavera tienden a aparecer justo en esta época del año. Es cierto. Y no cualquier plaga: son plagas que pueden causar graves daños a nuestras plantas si no nos ocupamos de ellas rápidamente.

Trips

A medida que las plantas empiezan a florecer y a producir frutos, hay que estar atentos a las plagas. Los trips son pequeños insectos negros que suelen atacar en los meses más cálidos del verano.

Aunque no son perjudiciales para el ser humano, estos insectos pueden dañar las flores de algunas plantas raspando y picando los pétalos.

Pulgones

Los pulgones, o, como se les conoce popularmente, las moscas verdes, son pequeños insectos que se reúnen en enjambres para infestar e incluso destruir varias especies de plantas.

Estos insectos actúan en grupo y pueden formar enormes colonias para causar estragos en cualquier tipo de verdura o fruta que se cruce en su camino. A esto se añade la toxicidad de su saliva, que aumenta la gravedad de los daños. Son más activos en primavera y verano, las épocas más cálidas del año.

Suelen ser de color verde, blanco o negro y pueden tener marcas rojas o amarillas. Los pulgones pueden confundirse con el pulgón verde del melocotón, que es otro tipo común de pulgón de los árboles.

Los pulgones bebés pueden destruir jardines enteros en tan solo unos días, y se sabe que los envenenamientos incluso matan a los humanos en pequeñas dosis, por lo que es importante deshacerse de estos invasores antes de que se coman todas tus preciadas y hermosas plantas.

Moscas blancas

¿Tienes un jardín y de repente notas la presencia de mosca blanca? Tus plantas son muy susceptibles a este problema porque las moscas blancas pueden reproducirse sin aparearse, poniendo cientos de huevos y haciendo que tu ecosistema se colapse con la cantidad de melaza que producen.

Las moscas blancas chupan los líquidos de las plantas de interior y pueden ser difíciles de erradicar. Los adultos se alimentan de néctar y melaza, que producen chupando la savia de las hojas; las larvas se alimentan a veces del envés de las hojas, lo que les da un aspecto lanoso y hace que sus excrementos cubran las partes de la planta que están debajo.

Dejan un residuo pegajoso conocido como melaza, que se coloniza con moho de hollín, un hongo negro difícil de eliminar. El uso de un plaguicida que contenga piretrina o malatión le ayudará a eliminarlas de su jardín o plantas.

Arañas rojas

Los ácaros de la araña roja -recuerda que la araña roja no es un artrópodo como su nombre parece indicar- suelen ser la causa de la muerte de las hojas, las ramitas o las ramas de las plantas.

Cuando los ácaros atacan a una planta, producen pequeñas manchas que provocan el color marrón de las puntas de las hojas y su amarillamiento.

Estas plagas en jardines son difíciles de distinguir a simple vista. Los primeros indicios de su aparición son pequeñas manchas rojizas en la planta y manchas marrones en forma de estrella en las hojas.

Los ácaros se desarrollan mejor en climas cálidos y secos, y deben ser tratados antes de que se conviertan en un problema grave para tus plantas o huerto.

Las babosas, plagas en jardines muy molestas

Las babosas son moluscos gasterópodos sin concha, lo que las diferencia de los caracoles (Helix). Se encuentran sobre todo en ambientes húmedos.

Producen agujeros en la parte aérea de las plantas, especialmente en las hojas y los brotes, dejando un rastro mucoso característico. Son especialmente peligrosos para las plantas bulbosas en general, las herbáceas de hoja grande (lechuga) y las hortensias.

Las plagas en jardines pueden ser difíciles de tratar, sobre todo si no sabes qué son o cómo son. Por eso es tan valioso saber reconocer los síntomas de una plaga y saber cómo protegerse a sí mismo y a sus plantas. Si necesitas ayuda, puedes contar con nuestra experiencia como empresa de control de plagas.

Cuáles son las plagas más peligrosas del mundo?

¿Cuáles son las plagas más peligrosas que existen?

Plagas hay tantas casi como especies. Loamos la diversidad. Pero, ¿son todas inocentes? Por desgracia, la respuesta es un rotundo no. Algunas tienen una velocidad de propagación de su propia especie o de las enfermedades que pueden llegar a transmitir alarmante y peligrosa para el ser humano. ¿Quieres saber cuáles son las plagas más peligrosas a día de hoy? ¡Sigue leyendo!

Recuerda que, por muy pequeña que sea su incidencia, ante el primer atisbo de plaga en tu vivienda, local o comunidad de vecinos, la decisión acertada es contratar una empresa de control de plagas que ataje eficazmente el problema.

Son considerados una de las plagas más peligrosas de la Tierra. El mosquito es nombrado como el insecto más letal, ya que es el transmisor de patologías como el virus del Zika, el dengue, la malaria, la fiebre amarilla, encefalitis y el virus del Nilo Occidental.

Patologías que se propagan de un espacio a otro gracias a los gérmenes que se depositan en la sangre de la víctima. Un número creciente de científicos ahora permanecen preocupados de que el cambio climático se traducirá en un incremento explosivo de las patologías transmitidas por los mosquitos en todo el mundo.

Con lo cual, es demasiado aconsejable la buena limpieza en casa y un conveniente control de las colonias de mosquitos en las zonas aledañas a las habitadas para prevenir la propagación de los mosquitos y las enfermedades (y molestias) que provocan.

Roedores, una de las plagas más peligrosas

Si en algún momento te has encontrado con alguno de estos invitados no gratos en tu vivienda, debes saber que las ratas son una de las plagas más peligrosas para el ser humano.

Además de ser uno de los casos más comunes de control de plagas en todo el mundo, llevan consigo muchísimo más que una simple molestia o un repelús.

Y es que las ratas, aunque no solo de entre los roedores, son un enorme problema económico para las sociedades que les permiten campar a sus anchas.

No se trata únicamente de que su presencia implique un olor en la zona: actúan y perjudican con ello en las construcciones y edificaciones cuando construyen sus cuevas.

Las ratas, un problema de salud pública

Las ratas son portadoras de parásitos como pulgas y otros microorganismos que son un riesgo para la salud pública. Se ha bastante más de 70 patologías, de las cuales muchas son consideradas patologías muy graves, como los hantavirus, o incluso mortales.

¿Cómo te contagian? Principalmente a través de la baba o excrementos. Asimismo, las ratas, al igual que otras plagas, transmiten patologías infecciosas a otras especies, por lo que la cadena de transmisión puede llegar por varias vías a los humanos.

Garrapatas

Dichos ácaros hallan su refugio favorito en los animales, primordialmente perros, roedores y aves. Por este motivo los tenemos que proteger con collares especiales para así evitar su presencia: no se trata exclusivamente de la salud del animal, que también, sino que son medios de transmisión hacia la colonización de nuestras casas.

La picadura de la garrapata causa dolor y heridas en la dermis a modo de ampollas o sarpullidos, y su presencia en el organismo de cualquier ser vivo genera infecciones y actitudes alérgicas severas. En los casos más graves puede incluso derivar en la muerte.

No queremos ser alarmistas, pero hay que extremar las precauciones y actuar rápidamente en cuanto aparecen. ¿Cómo se eliminan? El procedimiento que se adopte para el control plagas de las garrapatas dependerá de la especie y su repartición.

Plagas más peligrosas hoy: las cucarachas

En la actualidad hay por lo menos bastante más de 3500 especies de cucarachas, de las cuales solo varias son consideradas plagas urbanas.

Las cucarachas acostumbran habitar sitios oscuros y cálidos del hogar. Dormitan durante el día y se activan a lo largo de la noche.

Se alimentan de cualquier material orgánico que consigan: restos de comida, grasa, basura, cartón, papel, telas de lana, entre otros.

Estudios acerca de esta especie han comprobado que las cucarachas acostumbran llevar en el intestino o área de su cuerpo humano bacterias contaminantes. ¡Hasta 30 diferentes se han llegado a estudiar!

Asimismo, las cucarachas pueden ser portadoras de virus como la hepatitis infecciosa o la poliomielitis, o generar reacciones alérgicas.