1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Dónde buscar ratas en casa

¿Ratas en casa?. Aprende dónde buscar y ¡encuéntralas!

Tanto ratas como ratones, si algo saben, es esconderse, y van a hacer muy complicado que te las encuentres por tu vivienda.

Ese “superpoder” consigue que puedan pasar desapercibidos durante meses si no das tú el primer ocaso para intentar localizarlas.

Ellos, por sí solos, es muy difícil que salgan a la luz.

Para eso facilita que sepas dónde buscar, que tengas claro dónde se esconden, ratas y ratones, en tu casa, y, así, lograr que desaparezcan.

Algo que nunca falla es aprender a reconocer los indicios que dejan donde crean su hábitat, e identificar la presencia de ratas en tu domicilio.

Cómo identificar las señales de que tienes ratas en casa

La detección temprana es clave cuando se trata de mantener a raya tanto a ratas como a ratones, sin duda, y si sabes cómo y dónde buscar te facilita conseguirlo.

Vamos a ver esos indicios que te deben hacer sospechar de su no deseaba presencia en tu hogar.

01. Rastros de excrementos y huellas

Las ratas dejan pistas evidentes.

Busca pequeños excrementos oscuros, del tamaño de granos de arroz, en sitios estratégicos de su casa, eso te va a dar una idea de dónde tienen su escondite.

También ten en cuenta que pueden dejar huellas de sus patitas en superficies blandas o de un acabado que permita marcas de rastros al cruzar.

02. Ruidos nocturnos

Las ratas son criaturas nocturnas, así que presta atención a ruidos extraños durante las horas en las que todo está en silencio y a oscuras, y, sólo, escucha.

Rasguños, carraspeos, o sonidos de roer, son una clara señal de que no están lejos, mantente en silencio durante unos minutos, con el lugar a oscuras, ese ambiente les da una confianza suficiente para salir a por comida y delatar su escondite.

03. Destrozos y marcas de mordisquitos

Las ratas tienen dientes afilados y necesitan roer constantemente para mantenerlos bajo control. 

Busca señales de roeduras en cables, muebles, cartón o cualquier envase de alimentos, en cuanto te des cuenta de que hay pequeñas marcas, como de mordisquitos, es que, en su búsqueda de comida, han intentado romper ese objeto.

Es común que las veas en paquetes de alimentos que tengas en tu cocina a los que puedan acceder con facilidad, como arroz, sal, o legumbres, van a romper el envase para poder conseguir lo que hay dentro.

No se trata solo del alimento que les puedan apetecer, sino de que, en su búsqueda, van a intentar acceder a lo que tengan a mano.

04. Nidos y material de anidación

Las ratas son excelentes constructoras de nidos, para eso emplean papel, cartón, telas u otros materiales que te puedes encontrar en rincones oscuros de tu hogar, seguramente entonces, has llegado a su escondite.

Nido de ratas

05. Olores y marcas de orina

Las ratas marcan su territorio con orina, es un olor que vas a notar persistente y desagradable, especialmente, cerca de sus escondites habituales, es una señal inequívoca de que se han acomodado en tu vivienda, y han señalizado la zona en la que han empezado a vivir.

De hecho, entre ellas se comunican por los olores de los rastros que van dejando, y es la manera en la que van a atraer a más individuos a “su hogar” (que también es el tuyo).

06. Vigila posibles agujeros en paramentos

Realiza inspecciones regulares en busca de agujeros en las paredes, rendijas, o cualquier entrada potencial, son expertas en encontrarlos y, aunque te parezca mentira, por muy pequeños que sean, pueden acceder.

Una vez que están dentro ya la cosa se complica.

07. Comportamiento extraño de mascotas

Las mascotas, especialmente gatos y perros, a menudo pueden detectar la presencia de ratas antes que nosotros, estate atento.

Si te das cuenta de que su comportamiento varía, si los ves nerviosos, si intentan llamar tu atención, hazles caso, es posible que hayan detectado algo, y te están señalando por dónde debes buscar.

Vigila si los ves especialmente interesados en alguna zona de tu casa, algún rincón o habitación a los que, antes, no le prestaban la menor atención.

¿Dónde se esconden ratas y ratones en tu casa?

Descubrir dónde se esconden las ratas es solo el primer paso, pero es el más importante, tanto que, sin él, no tienes nada.

Cuanto más tiempo tardes en localizar su escondite, más crece la comunidad y más complicado te va a ser, ya no solo descubrirlas, sino deshacerte de ellas. 

01. El preferido, bajo el fregadero

Si no es el preferido, es uno de los más habituales en su elección de escondite en cualquier casa, es un lugar donde encuentran lo que más les gusta, rincones oscuros para estar tranquilas, y tubos que les dan tanto seguridad como protección, y así evitar llamar la atención.

02. Espacios entre paredes

Cualquier rendija o grieta que pueda haber en tus paredes, especialmente si al otro lado hay patios, galerías, o jardines, es una vía perfecta que no dudan en utilizar para colarse.

No tienen ninguna dificultad en desplazarse por entre esos pequeños espacios para escapar de las personas, es ese momento que escuchas pequeños ruiditos en los paramentos, y que no te explicas qué puede pasar.

Son ellas, han entrado por un punto determinado y, a partir de ahí, se desplazan donde se les antoja esperando el momento adecuado para acceder.

Rata en pared

03. Sótanos y garajes

Tanto sótanos como garajes subterráneos son de los lugares en los que debes fijarte con especial atención.

Espacios oscuros, silenciosos, y deshabitados la mayor parte del día, en ellos encuentra su hábitat perfecto.

Es muy probable que construyan allí sus nidos, sean donde pasen la mayor parte del tiempo, y solo accedan a la vivienda a buscar comida para luego regresar a él.

Si es el caso, te va a ser mucho más difícil localizarlos, si no sabes donde buscar, debes empezar cuanto antes.

Lo mismo con trasteros o estancias en las que acumulas enseres, cajas y aquello que no utilizas, todos los recovecos que, para ellas, es el perfecto lugar donde vivir, y de los que tienes que estar especialmente atento.

04. Cualquier rincón en tu cocina o despensa

Si entran a tu casa es para encontrar alimento, es, donde lo tienes guardado, donde prefieren estar, y allí vas a localizar todas las huellas de las que te hablamos antes.

Esté donde esté eso que les atrae por su olor, cuando encuentren silencio y oscuridad, van a localizarlo y se van a acostumbrar a regresar en cuanto tengan oportunidad.

Vigila e inspecciona a menudo rincones, sobre todo donde haya aparatos, como el lavavajillas o la lavadora, su motor genera ese calor en el que se sienten a gusto, y no es complicado que decidan crear en él sus nidos.

 

Ver una rata, o encontrar una señal puntual de su presencia no preocupa a no ser que sea algo habitual, y por muchos sitios diferentes.

Ya no se trata de que haya entrado, y vuelto a salir, sin más, sino de que ha creado su nido, y, con sus rastros, atrae al resto, además de buscar el lugar más adecuado para reproducirse.

No dejes que pase, ante cualquier sospecha, o indicio, de que tienes ratas, o ratones, en casa, ponte en contacto con especialistas, es la única manera de evitar una plaga que te dé muchos problemas.

Si te ha parecido interesante.. ¿ Nos ayudas a moverlo por la red ?
Compártelo con los botones de arriba y danos "estrellitas" con los de aquí abajo :
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *