1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Insectos como alimentos

Insectos como alimentos

En las ciudades convivimos con insectos que afectan nuestro entorno. Los cambios climáticos afectan la forman en que estos se reproducen, y de no ser controlados, representan un alto riego de que se propaguen y nos veamos afectados con problemas de salud pública

En I+D Control de Plagas somos expertos en desinsectación y eliminación de plagas urbanas, representando una solución en aquellos casos en que la presencia de insectos llega a afectar realmente nuestra comodidad.

No obstante, a lo largo de la historia el humano ha implementado alternativas para lidiar con los insectos, siendo una de ellas la alimentación. El consumo de insectos en el mundo se practica en diversos países, especialmente en las regiones de Asia, África y América Latina. Actualmente se están explorando mejores posibilidades para extraer beneficios de estos animales y combatir el hambre mundial.

Naciones Unidas, insectos y el hambre en el mundo

El ingerir insectos complementa el hábito alimenticio de aproximadamente 2.000 millones de personas, quienes han heredado esta práctica culturalmente. Para ellos, son fuente de nutrientes, especialmente proteínas, incluso de mejor calidad en comparación con el pescado y la carne.

Los insectos son ricos en fibra y minerales como, cobre, hierro, magnesio, fósforo, entre otros. Algunas tribus aseguran que evitan enfermedades en los seres humanos, y que además es un complemento alimenticio para los niños desnutridos, ya que contienen niveles elevados de ácido y grasos.

Un informe de la Organización Nacional de estados Unidos para la agricultura y la alimentación (FAO) asegura que los insectos son una fuente nutritiva, ricos en proteínas, que se encuentran la mayoría de ellos en bosques, siendo accesibles fácilmente. Más de un  millón quinientas mil especies (1.500.000) conocidas, representan más de la mitad de los organismos vivos clasificados en el planeta, por lo tanto su recolección y cría podría llegar a ser una oportunidad real. Su cría, y la necesidad de espacio para la producción representan incluso una opción ambientalista, ya que, por ser menos dependiente de la tierra y producir menos gases de efecto invernadero, disminuyen las consecuencias de la contaminación.

Puede sonar algo extraño pero incluir insectos en nuestra dieta regular puede llegar a  acabar con el hambre en el mundo. Son abundantes, nutritivos y económicos, extraídos de la naturaleza, eficientes en la conversión alimento-carne debido a que pueden llegar a convertir 2kg de alimento en un kilo de alimento para el consumo humano; el ganado, por su parte, requiere de 8kg de alimento para producir apenas un kg de producto para nuestra alimentación.  Su crianza no necesita de vacunas, antibióticos y requiere de menos hormonas en comparación.

Insectos una fuente de alimento

Estos animales son parte de los platillos típicos de muchos lugares del mundo, una fuente no habitual que podría mitigar el hambre en países en los que se escasean los alimentos procedentes de los cultivos agrícolas y la cría ganadera. Actualmente la mayoría de los insectos consumidos conlleva a múltiples beneficios ambientales y sociales.

Entre los insectos más utilizados como alimentos tenemos: gusanos, escarabajos, avispas, abejas, orugas, saltamontes, las hormigas, grillos, entre otros. Lo cierto es que los insectos están presente en la mesa latinoamericana desde hace mucho tiempo atrás bien sea por costumbre, o por su alto contenido nutricional.

El proceso para consumir es muy sencillo, cuando estos llegan a su madurez, (2 meses de vida) se dejan aparear y luego se sacrifican, son sometidos a bajas temperaturas para q entren en un estado de hibernación y luego mueren. Luego se cocinan, deshidratan y finalmente se pulverizan. Otros prefieren comérselos enteros, aunque esto puede representar un riesgo si son insectos que portan algún agente toxico.

Independientemente de lo ventajoso y beneficioso que puede resultar comer insectos, representa un enorme reto adaptarlos a nuestras dietas rutinarias. Sin embargo, es indudablemente una fuente alimenticia que poco a poco debemos considerar.

Si te ha parecido interesante.. ¿ Nos ayudas a moverlo por la red ?
Compártelo con los botones de arriba y danos "estrellitas" con los de aquí abajo :
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *